La transformación de esos refugios llamados hoteles

Hoteles… ¡Ay los hoteles! ¿A quién no le evoca una leve sensación de aventura todo lo que encierra el término ‘hotel’? Aferrado en el inconsciente colectivo como un espacio alejado de la rutina, del día a día habitual; donde aislarse del mundo, descansar y disfrutar de comodidades con tan sólo mover un dedo, los hoteles han ido acoplándose a los tiempos. Del elitismo de siglos pasados al confort de los que aportan tranquilidad, un lugar en el que refugiarse o donde dar rienda suelta al sibarita que llevamos dentro.

Patio de la Casa Palacio Santa Cruz de Mudela, de arquitectura típicamente manchega y con una antigua bodega.

Patio de la Casa Palacio Santa Cruz de Mudela, de arquitectura típicamente manchega y con una antigua bodega.

Llevamos ya algún tiempo en el que la expresión ‘escapada’ y ‘hotel’ van de la mano a transportarnos a un mundo de nuevo y desconocido. Éste puede ser un lugar urbanita o rural; tradicional o alejado del mundanal ruido; ecológico y comprometido con el medio ambiente, la gastronomía Km0 o rodeado de viñedos donde conocer de cerca el mundo del vino como el Hotel del Vino en Cariñena, una bodega de los años 60 rehabilitada. Y así recorrer España de Norte a Sur: en el Valle de Iregua, en La Rioja, por ejemplo, podemos hacer noche por 54 euros en La Casa del Cofrade, un alojamiento de piedra cuya experiencia se desarrolla al completo en torno al mundo del vino. El monasterio de San Clodio del siglo XII, ubicado en pleno corazón del Ribeiro, es hoy un hotel donde aún se respira la vida monacal de los monjes cistercienses y, posteriormente, de frailes benedictinos.

Hotel Emina en Valbuena de Duero, de ubicación, inmejorable en la cuna de algunos de los mejores vinos del mundo y rodeado de viñedos y bodegas emblemáticas.

Hotel Emina en Valbuena de Duero, de ubicación, inmejorable en la cuna de algunos de los mejores vinos del mundo y rodeado de viñedos y bodegas emblemáticas.

Encaminándonos para Castilla llegamos a Valbuena de Duero y a un hotelito rural formado por dos casas, una de ellas un edificio castellano del siglo XVIII, el Hotel Amina.

Monasterio de San Clodio del siglo XII dispone de salones, situados en los antiguos claustros para todo tipo de celebraciones.

Monasterio de San Clodio del siglo XII dispone de salones, situados en los antiguos claustros para todo tipo de celebraciones.

Para los amantes de las casas solariegas, La Casa Palacio Santa Cruz de Mudela, anclada en el siglo XVII, de arquitectura típicamente manchega y ya divisando la frontera del Sur, el Hotel Parador de Zafra se alza sobre un majestuoso castillo del siglo XV, que se erigió como residencia de los duques de Feria en su día.

Hotel del Vino en Cariñena, Aragón Ofrece disponibilidad a partir de 49 euros la noche para diferentes fechas de septiembre y octubre.

Hotel del Vino en Cariñena, Aragón Ofrece disponibilidad a partir de 49 euros la noche para diferentes fechas de septiembre y octubre.

Un viaje por las riquezas vinícolas que bien se merecen una vuelta a la realidad en el hotel Las Dunas de cinco estrellas Gran Lujo, en plena Costa del Sol. Este hotel es el inicio de algo nuevo: la propuesta del grupo Kiluva para iniciar y explotar un nuevo negocio centrado en hoteles de salud, en el que se realizarán programas de reducción de peso, depuración, anti-estrés, antiaging, y otros tratamientos para el cuidado de la salud, en un ambiente de lujo que favorece el relax y el bienestar.

Lo dicho hoteles ¡ay hoteles! para todos los gustos, aspiraciones y bolsillo…

Anuncios

La barra especial para sushi llega a los hoteles

Ahora se puede optar a sushi de calidad en los hoteles gracias a ‘La Barrita de Sushimore’. Se trata de un nuevo modelo de negocio dirigido a hoteles y empresarios que deseen incluir en sus establecimientos un punto de venta de gastronomía japonesa, elaborado en el momento, para ser consumido con toda su frescura.
¿Las ventajas? No se necesita cocina, ni local y es fácil de incorporar gracias a su reducida dimensión –desde 0 mts2- y adaptación al local.

La primera Barrita de Sushimore se ha inaugurado en el Gin Club Beweesuke de Palma de Mallorca. “Ha sido una vía sumamente sencilla y práctica de añadir un nuevo atractivo para nuestros clientes, a través de un producto de moda, sano, y divertido, que ya se ha convertido en nueva línea de ingresos más para el negocio”.

Entre sus propuestas gastronómicas destacan las piezas de nigiri (como tipalia, kanikama, vierira o anguila); maki (california, tobiko o atún); de sashimi (atún o salmón) y gunkan (kani, ikura otobiko). Y también, para los más reacios a tomar pescado, contamos con una gama “etiqueta verde”, a base de verduras (como Tamago, zanahoria o pepino).

Dormir entre viñedos

Lo acaban de inaugurar y promete… Aunque no está hecho para todos los bolsillos, dada su exclusividad –sólo dispone de seis habitaciones con todo lujo de detalles-, el Hotel Duermevela es ya casi de visita obligada para los amantes de lugares únicos.

El hotel permite disfrutar de los viñedos de la D.O. de Toro, en Zamora.

Al abrigo de los viñedos de la D.O de Toro, en Zamora, y bajo la atenta mirada de las Bodegas Liba y Deleite, este establecimiento hotelero presenta otra forma de disfrutar del vino y la tierra. Ante él han sucumbido personajes del calibre de Francisco Rivera Ordóñez, socio desde hace unos meses de las mencionadas bodegas.
Te la enseñamos…

El Hotel Duermevela es un proyecto de las Bodegas Liba y Deleite

Casi un millón de euros se han invertido en este hotel de 750 m2, y sólo seis habitaciones y una suite, en el que los detalles han sido cuidados al máximo.

Imagen del baño de la suite del hotel

La originalidad está presente incluso en las llaves que abren las habitaciones del Hotel Duermevela.

La amplitud de la suite y sus detalles la convierten en la joya de la corona.

De hecho, el Hotel DUERMEVELA está pensado para alojar a clientes exclusivos, donde disfrutarán de las máximas comodidades y atenciones. Cuenta con un magnífico salón con vistas al viñedo, un precioso comedor y cada habitación está decorada de manera diferente.

El salón dispone de amplios ventanales para poder disfrutar de las vistas de los viñedos.

Un lugar perfecto para disfrutar de un entorno único, con terraza, jardines y piscina y en el cual, además, se ofrece un servicio gastronómico totalmente novedoso y al alcance de cualquier persona que quiera disfrutarlo: CHEF PRIVÉ al que recientemente le ha sido concedida la calificación de 4 Tenedores. CHEF PRIVE ofrece la oportunidad a cualquiera de organizar comidas o cenas a su total elección, es decir, el cliente elige lo que prefiera degustar.

Se ajusta a las exigencias del cliente y a las diferentes variables de una fiesta, como la temática, el motivo, la cantidad de invitados y el presupuesto.
En invierno la cantidad máxima de asistentes puede ser 25 personas, y en verano hasta 200 personas.

El proyecto se completará con la construcción de la nueva bodega de Liba y Deleite, para elaborar allí sus vinos ACONTIA, envejecidos en barricas 100% roble español.

Una estancia de ensueño en el Empordà

El entorno, inolvidable; la atmósfera, única y el espacio en el que se encuentra, reconocido y valorado. Así es la carta de presentación del Hotel Ampordà, en la Costa Brava; un establecimiento con 39 habitaciones que acaba de incorporar una estrella más, coincidiendo precisamente con el 50 aniversario de su restaurante.
¿Nos adentramos en su trayectoria?

Los alrededores del Hotel Ampordà invitan aldescanso y al disfrute de un entorno natural y único, próximo a la Costa Brava

“Los últimos años han estado llenos de esfuerzo y dedicación pero también de experiencias enriquecedoras. Todo el personal ha trabajado y trabaja a diario con la ilusión de aprender y mejorar para optimizar los servicios. Por eso esta estrella es también un reconocimiento al trabajo de todo el equipo”, comenta su propietario, Jaume Subirós.

Y esta cuarta estrella es un reconocimiento a su labor que viene a unirse a las certificaciones ‘Q’ e ISO 9001, obtenidas en 2009. Situado en un tranquilo paraje en la entrada norte de Figueras, el Hotel Empordà, es, desde hace años, un punto de referencia en la Costa Brava. Sus instalaciones, tanto las habitaciones como zonas comunes y de descanso, fueron reformadas y actualizadas con suelos de madera, colores cálidos y muebles cómodos, funcionales, entre los que destacan algunos elementos de Philip Stark.

Dispone de 39 habitaciones dobles, tres suites, salas para reuniones con capacidad hasta para 200 personas, terraza y jardín. Todos los espacios conservan una atmósfera muy agradable, que permite disfrutar del espectacular patrimonio paisajístico de la zona. De hecho, las habitaciones ofrecen tres tipos de orientación, todas con inmejorables vistas, entre las que su clientela podrá elegir.

Las habitaciones han sido reformadas y actualizadas con suelos de madera, colores cálidos y muebles cómodos, funcionales,

Si hau algo por lo que el Hotel Empordà es conocido es por su restaurante, El Motel, que ha cumplido 50 años de existencia. Su cocina sigue la filosofía iniciada por su creador, Josep Mercader, figura mítica de la gastronomía catalana, quien desarrolló una línea de autor basada en la cocina tradicional catalana, de proximidad y de temporada, que sus sucesores siguen enriqueciendo.

¿Te imaginas pasando la Navidad en un hotel?

No se tú, pero el 50% de los españoles, ¡Sí! ¿Te lo crees? Un estudio de Holiday Inn indica que el 54% de los españoles planea pasar sus vacaciones en el extranjero para no tener que hacer frente al incordio que supone celebrar las navidades en casa.. Ahí es nada: escapar y a lo grande :).

Hotel Crowne Plaza Vilamoura, en el Algarve portugués, una buena propuesta navideña...

Pero vamos a los datos que nos interesan y que el estudio refleja:

  • El 21% prefiere no ser el anfitrión durante estas fiestas Todo lo contrario de lo que me sucede a mi, que me encantaróa hacer una gran fiesta navideña tipo ‘Famosa recibiendo bombones de fiesta en casa’.
  • Un 25% admite que preferiría tirarse a la bartola en un hotel para así evitar cocinar y realizar todos los preparativos. Sin duda esto es lo que le encantaría a mi madre…
  • El 40% simplemente admite que le gustaría pasar estos días en un hotel para disfrutar de unas breves vacaciones o hacer algo diferente a lo habitual.

    Hay de todo y ahora lo que nos gustaría saber es que a dónde te escaparías si pudieras y que tipo de hotel eligirías.
    Te damos algunas ideas:

    Hotel Convento, un legandario establecimiento, en Boadilla del Monte, con 11 habitaciones únicas y ¡en un edificio de 1674!

    Un balneario…

    Relax en La Toja, con todos los servicios de su Club Termal

    O, en Zaragoza…

    El Hotel Balneario Alhama de Aragón, un cuatro estrellas, de 121 habitaciones y con una importante carta de tratamientos de belleza y relax...

    Y sino, ¡A las islas afortunadas!

    Una de las suites del Gran Hotel Mencey, un cinco estrellas en Tenerife que el Grupo Iberostar ha reformado completamente.

    La mano que alimenta los Iberostar: Juan Carlos Clemente

    Detrás de la gastronomía de los hoteles Iberostar, en Tenerife, hay un hombre, el chef canario Juan Carlos Clemente. Amante de los productos que da su tierra – la patata no falta nunca en sus recetas, ya sean éstas dulces o saladas- y con una visión análitica sobre como huir del estancamiento, este cocinero ha sabido aunar gastronomía e innovación para ofrecer una imagen viva y llena de color en los platos de esta cadena hotelera.

    Juan Carlos Clemente, Responsable Gastronómico de los Hoteles Iberostar 5 estrellas

    “Es una responsabilidad que se ve premiada con el resultado final y donde hay cabida para todo: crear, cocinar, investigar, presentar platos, promoverlos y organizar todo tipo de actividades complementarias que ayudan a potenciar la cocina pèro también que satisfaga las necesidades de los clientes”, explica Clemente. Todo comenzó hace tres años cuando el chef Juan Carlos Clemente pasó a tomar las riendas gastronómicas de los hoteles Iberostar 5 Estrellas. Sus platos reflejan parte de ese colorido con la que él mismo define sus maneras delante de los fogones “yo lo que quiero es provocar ese entusiasmo a la gente, que disfruten. Si te fijas son cosas sencillas a la vista, difíciles en la ejecución pero divertidas”.

    Para ese Fin de Año, Juan Carlos ha ideado un menú para los restaurantes de los hoteles Ibersoatr lleno de matices donde destaca

    Terciopelo de calabaza y vainilla co ravioli de chatcka y aceite de erizo

    Un plato donde Juan Carlos invita a degustar una infinidad de sabores de un solo bocado: suave y lleno de vida.

    Sorbete de Gin Tonic en Azoe

    Esfera de Champagne rosée, mandarina y Ambre Java

    Fiel a los productos autóctonos, Juan Carlos Clemente ha hecho de los alimentos canarios parte de su bandera “partimos de una cocina poco reconocida en todo su esplendor fuera de nuestras islas, y poco influenciada, y eso puede ser perjudicial pero también bueno, por todo lo que queda por ofrecer”, destaca. Entre sus proyectos más inmediatos trasladar todo este conocimiento a la nueva apuesta de la cadena, el Hotel Mensey de Tenerife que, con su Restaurante Gourmet ‘Los Menceyes’ acorde a los más altos estándares de calidad, con una una cocina exquisita basada en platos locales, nacionales e internacionales. “Hemos ido cumpiendo plazos y superando retos en estos tres años en los que el asesoramiento y la investigación gastronómica han sido base y éxito”.